Yana Milev

MEMBRANEN

Esta obra pone en escena una serie de conceptos espaciales de la imaginación. Atmosférico, pictórico, dramático. A primera vista, los espacios son visibles a través de una atmósfera densa, que se desarrolla y descompone en la transparencia de un invernadero, que sirve como interfaz entre el interior y el exterior, es decir, una membrana. Pero en este caso el material es plástico y carece de permeabilidad, creando un microclima de aislamiento. El interior y el exterior se encuentran solo en la superficie de proyección de la "membrana", como sombras, sin tocarse realmente. La conexión es una ficción o una ilusión óptica. Estas imágenes nos recuerdan al "Große Wiesenstück" de Dürer, que también sugiere al alemán Romanticismo como Caspar David Friedrich. Las imágenes se crean a partir de superposiciones atmosféricas de luz, reflejos, sombras, material y trazas. Aquí la conexión con el mundo visual del Renacimiento se ve con una sensualidad renovada.